sábado, 23 de mayo de 2015

Entre la corrupción y la desvergüenza



Juan García Ballesteros
Presidente del Colectivo Prometeo y miembro del FCSM

     Venezuela es un estado democrático, a pesar de los ataques que sufre por parte de los sucesivos gobiernos españoles y de los medios de comunicación cómplices. En los 16 años que lleva el Gobierno Bolivariano ha habido 19 elecciones de las que sólo ha perdido una. Todos los comicios han sido vigilados por observadores internacionales (ONU, UNASUR, UE,…) y han coincidido en la limpieza de los resultados. Es más la constitución venezolana recoge aspectos avanzados que la nuestra no contempla. Por ejemplo revocar un cargo público mediante referéndum, incluido el presidente del gobierno o convocar un referéndum vinculante para el Gobierno.
       ¿Qué pensaría y cómo actuaría nuestro Gobierno si un país extranjero hubiera pedido la liberación de terroristas o de los golpistas del 23F? Hubiera sido un escándalo, tachado al país de antidemocrático y posiblemente llevado el caso a instancias internacionales. Bien, pues estos es lo que hecho el Congreso de los Diputados. En su reunión del pasado 14 de Abril, con los votos del PP, PSOE, UPyD, CiU y PNV (en contra toda la izquierda) se aprobó una resolución para pedir al gobierno venezolano la liberación de los “pacíficos opositores injustamente encarcelados”, los señores Leopoldo López, Antonio Ledezma y Daniel Ceballos. Antonio Ledesma era Gobernador de Caracas y Carlos Andrés Pérez, Presidente del Gobierno, cuando las fuerzas de seguridad, en una violenta represión dispararon con fuego real contra una manifestación pacífica en Caracas que protestaba contra la subida del transporte y de los alimentos. Murieron 3.000 personas. Era febrero de 1989 (caracazo). El entonces presidente del gobierno español, Felipe González, apoyó a su par, Carlos Andrés Pérez y le ofreció 600 millones de dólares para “ayudarle en esos críticos momentos” (El País, 2-3-89). Los señores Ledezma y López ya participaron en el frustrado golpe de estado de 2002 (apoyado por el gobierno de Aznar) y son los cabecillas de la situación de violencia callejera alentada por sectores terroristas (guarimba) de la oposición (Febrero de 2014) para desestabilizar al Gobierno del Presidente democrático, Nicolás Maduro. Costó la vida a 43 personas y múltiples daños en edificios públicos. Ellos son los instigadores del último intento de golpe de estado (Febrero 2015), apoyados por la extrema derecha y la oligarquía con la ayuda de los gobiernos, las grandes corporaciones y medios de comunicación norteamericanos y europeos. Su objetivo: frenar el proceso revolucionario abierto en 1998 con la elección del presidente Hugo Chávez.

Lo que de verdad importa

                                               Daumier: El levantamiento


 Jorge Alcázar
 Colectivo Prometeo y FCSM.
    Hoy, como en tantos otros ámbitos, la clase trabajadora ha sido despojada de su propia esencia. Así, tal clase, formada por más de 20 millones de personas en nuestro país (a los que debemos sumar su prole), está siendo sistemáticamente hurtada en lo referente al lenguaje, la palabra y los conceptos que estos encierran. Aunque vivamos en tiempos en los que se comprime la palabra, el discurso y hasta el verbo, aunque la clase trabajadora aparezca difusa e inconexa, aunque ya parezca que siquiera nos alcanza para concebir a un trabajador/a, la izquierda activa y latente debe acometer un análisis profundo en estos términos.
    Para dirigir lo anterior, nada más claro y nítido que el oscurecimiento progresivo del concepto de salario como forma de pago del trabajo asalariado. Si sumergimos la palabra salario en la segunda mitad del siglo XX en Europa, el vocablo empieza a cobrar vigencia alrededor de una triple concepción del mismo: salario directo, indirecto y diferido. El primero se remonta a la época romana, y es el pago en sal que los soldados romanos recibían por cuidar las rutas usadas para transportar esclavos (curiosa paradoja). En términos actuales, el salario directo es el dinero contante y sonante que a nuestro bolsillo llega. El segundo hace referencia a aquellas otras retribuciones que el trabajador ostenta en forma no monetaria y que se retira de nuestra nómina en forma de impuestos; mientras que el tercero engloba, entre otros conceptos, los pagos a la Seguridad Social o al Sistema de Pensiones. En los albores del siglo XXI, apenas si llegamos ya a percibir, como fantasmas, las otras dos formas de remuneración, mas conviene radicalizar en nuestro pensamiento, que ellas son las hijas legítimas de las luchas obreras abanderadas por la clase trabajadora mundial durante los dos últimos siglos.

viernes, 22 de mayo de 2015

Ganemos Córdoba: Fin de campaña

    Esta tarde termina la campaña con un pasacalles.Esta mañana Rafa, Vicky, Alberto y otros miembros de la candidatura han coincidido en una pausa con nuestro queridísimo Julio (foto). Hoy hemos podido  palpar la inquietud que se apodera del PP al acercarse el domingo.Sólo hace falta leer la falaz noticia con la que  el panfleto ABC ha intentado enmerdar la figura de Rafa.
     Da bochorno ajeno la falta de rigor e intento de manipular de la que hace gala el medio de difusión de la derecha extrema y beata.     Pero aún da más pena ( y asco) la rapidez con la que algunos agitadores  de pacotilla, incorporados hace dos minutos a la militancia en la izquierda, han puesto a funcionar el ventilador de su inquina. Y encima tienen la caradura de firmar certificados de pureza revolucionaria.
    Para quienes derraman su bilis gratuitamente: ¡ el rival a batir es la derechona de Nieto y hasta el menos avispado de los simpatizantes sabe desde el minuto uno que  el ABC no es el Mundo Obrero!



"Somos Oviedo, Somos Uvieu", otra esperanza de la acción colectiva.

Nuestros y nuestras compañeras de "Somos Uvieu" se presentan a las municipales en Oviedo. Os dejamos unos videos que nos han enviado. Veréis cómo desbordan ilusión y compromiso. Mucha suerte a todos y todas y un abrazo grande a nuestro amigo David Aceras, que ha trabajado de forma admirable para que la candidatura sea una realidad. Más información:  http://uvieu.somosasturies.info/


video
video
video

jueves, 21 de mayo de 2015

Otras visiones, otras lecturas:Por una Política de verdad

     Nuestro amigo Alberto Garzón y nuestro queridísmo compañero del FCSM ( y excelente candidato a la presidencia de la Junta de Castilla y León) José Sarrión nos regalan esta extraordinaria reflexión que aparece en las páginas de eldiario.es





Si preguntamos por la calle a los viandantes si están de acuerdo con la expresión "los políticos son unos mentirosos", es probable que obtengamos una generalizada respuesta afirmativa. Mucho más, si cabe, en estos tiempos en los que las cloacas del sistema han emergido a la superficie y los casos destapados de corrupción se suceden sin parar. Al fin y al cabo, se puede mentir para ganar votos o se puede mentir para enriquecerse, sea con dinero público o con dinero privado en forma de sobornos y favores. No obstante, todo ello opera en el mismo ámbito: el de la falsedad o en el de la no-verdad. La pregunta es, ¿estamos condenados a una política de la mentira?
     En un texto de 1988, titulado La política como ética de lo colectivo, Francisco Fernández Buey (Palencia, 1943-Barcelona , 2012) dedica unas líneas a la defensa que durante toda su vida realizó Antonio Gramsci acerca del papel de la verdad en política, para quien decir la verdad era consustancial a la política auténtica. Esta política de la verdad se enfrenta a la vulgar identificación de la política con la mentira, el engaño y la doblez.
     Sin embargo, se hace necesario analizar las causas de tal vulgar identificación, que por lo general está bastante extendida. Fernández Buey observaba cómo la tendencia conservadora a desvalorizar la política desde un supuesto moralismo, se veía reforzada en la actualidad por la existencia de una capa de políticos profesionales (eso que mediáticamente se ha llamado la "clase política") que hace política sin convicciones éticas o directamente actuando de mala fe, haciendo de las actuaciones y decisiones públicas un asunto de interés privado. Ahí anidaría la corrupción. Y también, añadimos nosotros, anidaría ahí una concepción mercantilista de la política en la que lo político queda reducido a una competición entre partidos-mercancías para la obtención de votos-mercancía. En ninguno de los casos, es decir, ni en la corrupción económica ni en el mercadeo de votos, es necesario decir la verdad. Más bien al contrario, decir la verdad puede convertirse en un claro obstáculo.

Ganemos Córdoba: Fiesta infantil familiar


miércoles, 20 de mayo de 2015

La participación ciudadana: un derecho democrático





Juan García Ballesteros
Presidente del Colectivo Prometeo/ FCSM 

La participación ciudadana es un concepto amplio que se refiere a la posibilidad que tiene la sociedad civil para que, mediante propuestas, acciones e iniciativas, pueda participar en la toma de decisiones políticas, económicas, sociales y culturales que le afectan. La participación ciudadana es un factor primordial para lograr una sociedad realmente democrática, una sociedad de personas libres, responsables y comprometidas. Requiere dos condiciones: una ciudadanía concienciada y dispuesta a ejercer su derecho a defender los intereses de la mayoría y unas instituciones que lo permitan.

La Constitución del 78, tan vilipendiada por el bipartidismo que nos ha gobernado en las últimas décadas, recoge que “los ciudadanos tienen derecho a participar en los asuntos públicos directamente…” (art. 23). También “la ley establecerá las formas de participación de los interesados… en la actividad de los organismos públicos cuya función afecte directamente a la calidad de la vida o al bienestar general” (art. 129). Al igual que otros muchos, este artículo es papel mojado para el PP y el PSOE. Es más la posibilidad de participación ciudadana que recoge nuestra Constitución (art. 87) planteando una Iniciativa legislativa Popular (ILP) ha sido despreciada por estos partidos. En los 30 años se han planteado 66 ILPs, de las cuales 10 han reunido los exigentes requisitos para que sean admitidas a trámite. Algunas sobre asuntos tan importantes como: financiación del Sistema Educativo, regulación de la Jornada Laboral, estabilidad y seguridad en el empleo, poder adquisitivo de los funcionarios públicos, empleo estable y con derechos o la regulación de la dación en pago. La mayoría han sido rechazadas (dos de ellas aún en trámite) por el PP y una por el PSOE.A estos partidos no les interesa la participación de la ciudadanía en los asuntos públicos que les afectan. No quieren que el pueblo opine, exija sus derechos y plantee cambios sustanciales ante los desastres y atropellos que está sufriendo por los recortes en los servicios públicos (sanidad educación, dependencia,…), en los salarios y en derechos laborales y sociales. Sólo les interesa mantener aborregado a ese pueblo que dicen defender y que desprecian, para exigirles su voto, irreflexivo y manipulado, cada cuatro años y seguir con sus privilegios de clase política dirigente, corrupta y mentirosa.

martes, 19 de mayo de 2015

Rafa Blázquez


Juan Rivera
Colectivo Prometeo/ FCSM

     Coincidí con Rafa en el Movimiento de Objeción de Conciencia ( MOC) recién iniciados los años 80.Imaginad un país con el Felipismo en su cenit y en vías de someterse atado de pies y manos a los dictados de Berlín porque iba a ingresar en la UE. En nuestra ingenuidad de pacifistas insumisos ambos creíamos que los sólidos argumentos para el “No” nos harían ganar el referéndum sobre la OTAN. Desde entonces nuestras vidas se han cruzado al ritmo de las movilizaciones sociales que en estos treinta años jalonaron el camino.
     No somos amigos íntimos pero Rafa está entre ese amplio número de cordobeses que nos saludamos con afecto al participar codo a codo en los combates políticos, al intentar aplicar la mayor coherencia posible en las luchas que creemos justas, conscientes de que es la resistencia y no el desaliento la que abre las puertas a la dignidad colectiva.
     En los últimos años he seguido su buen hacer como activista de Stop Desahucios. Encarna perfectamente la simbiosis entre ideología y trabajo de base, la mezcla necesaria de actuaciones locales y pensamiento global.
     Cuando hace menos de un año el FCSM de Córdoba convocó la reunión del Rey Heredia que daría origen a la Asamblea Ciudadana (germen de Ganemos) en nuestra primitiva intención estuvo potenciar la movilización ciudadana y luego, si llegaba el caso, trasladarla al plano electoral. Entendíamos que primero debía darse la lucha y luego como consecuencia natural, concurrir a las elecciones. Nuestra ineptitud nos hizo explicar mal el plan.

lunes, 18 de mayo de 2015

CAMBIAR ES ROMPER COLECTIVAMENTE





José Antonio Naz Valverde

Miembro del colectivo Prometeo / FCSM

     Desde hace varios años se habla en nuestro país de la "indignación". Este sentimiento está en el origen de los movimientos espontáneos de miles de personas que ocuparon las plazas de las principales ciudades el 15 de mayo de 2011. Esta indignación contra la política oficial de los partidos oficiales, del bipartidismo, se tradujo en las elecciones de ese año en una gran abstención, pero también en una mayoría del Partido Popular. Pero la indignación fue generando debates y reflexiones sobre la crisis- estafa que llevaron a promover algunas  alternativas.
      Así apareció por ejemplo el Frente Cívico, promovido por Julio Anguita, que quería ser un "pegamento" de la mayoría social en base a 10 o 12 medidas fundamentales y urgentes como el salario mínimo general, pensión mínima, el euro y la dictadura de los mercados, reforma fiscal... Pero este movimiento no tenía intencionalidad electoral directa, sino objetivos de mentalización y movilización social. Sin embargo muchas de las personas que se adhirieron a ese Frente pensaban que la opción electoral era imprescindible para conseguir un cambio. En enero de 2014 aparece Podemos, que recoge básicamente el decálogo del Frente Cívico y la indignación de las plazas hacia las políticas neoliberales y las castas que las utilizan en beneficio propio. La sorpresa del respaldo a esta nueva formación o partido atípico en las elecciones europeas y el aumento exponencial de los apoyos en pocos meses hace pensar, por primera vez en muchos años, en un posible cambio real.
    El año 2015, con elecciones autonómicas, municipales y generales será el primer barómetro de este cambio. Las diferentes iniciativas de confluencia de colectivos, partidos y personas sobre todo en los proyectos municipales crean nuevas expectativas de cambio.

Ganemos Córdoba: Actos del lunes y martes


domingo, 17 de mayo de 2015

CSO Rey Heredia: Hagamos memoria


 Rafael Juan
Colectivo Prometeo / FCSM
        El origen y trayectoria de la ocupación e inmediata liberación del antiguo Colegio Rey Heredia de Córdoba por parte de la Acampada Dignidad son más que conocidos. Para aquellas personas que no lo conozcan, les falten datos o tengan amnesia “electoral” (que tan graves síntomas provocan en las mentes calenturientas de algunas) solo tienen que echar para atrás en esta misma web del Colectivo Prometeo. Esa amnesia electoral hace que, aquellos que no han dado palo al agua en el Rey Heredia y que incluso contraprogramaron con una charla de Cañamero la manifestación contra las pensiones que dio lugar a la ocupación, estuvieran el sábado 16 con camisetas de su partido diciendo que han sido casi el alma del Rey Heredia. Craso error de aquellos y aquellas que aprovechan estos actos para intentar sacar unos votos.

    Lo mollar del tema es que, durante dos años y medio, los colectivos del Distrito Sur, que se habían   quedado sin sitio para trabajar por el desalojo del enésimo cadáver del distrito más maltratado por el Sr. Nieto (y anteriores alcaldesas), solicitaron la cesión de ese colegio que había quedado sin uso educativo y, por tanto, abandonado a un hipotético derribo no se sabe cuándo.
    A esas peticiones, al contrario que ha hecho el Sr. Nieto con los colectivos cercanos a la Iglesia Católica, con entidades seudoeducativas de amiguetes suyos, o con la empresa privada superlucrativa Córdoba C.F., no contestó jamás. Ni para sí ni para no. Claro, después supimos y nos confirmaron desde el Ayuntamiento, que es que lo tenían prometido a la Hermandad de Cofradías para la instalación de un museo cofrade. ¡Cómo no! Y como está la Acampada Dignidad en el Rey Heredia, ya le han buscado otra ubicación gratuita con obras a cargo del erario público incluidas.

Otras visiones, otras lecturas: Podemos: tu responsabilidad

Juan Carlos Monedero

Fuente: Comiendo tierra

 

En Sol el 31

“De todos los obstáculos, las corrientes son las más tentadoras”
Elias Canetti
     Los ataques recibidos por Podemos siempre han estado a la altura de la preocupación que hemos creado. Las baterías vuelven a dirigirse contra nosotros a una semana del final de la campaña: señal de que la impaciencia les crece. Esta es la encuesta en la que siempre he creído: cuanto más nos atacan e insultan, señal de que mejor vamos. Ellos, los de la casta, lo saben y por eso arrecian las agresiones. Que no se nos olvide. Nuestra mejor arma es que el poder sepa que nosotros también lo sabemos. Cuando nos asustamos nos barren.
    Ahora que ya no somos tan de ETA ni tan bolivarianos ni tan incendiarios, nos dicen que nos inunda el desencuentro. Que somos como ellos. Que nuestra amistad bebe de las mismas fuentes que las suyas. Algo tenían que decir. Ignoran que hay pactos que no se sellan con palabras, sino con ejemplos. Podemos nació debatiendo y no vamos a dejar de hacerlo.  Es difícil imaginar que dirigentes de cualquier partido en España hagan un debate político como los que conduce Pablo Iglesias en Otra vuelta de Tuerka. ¿Alguien se imagina un debate así entre Rajoy y Floriano, entre Pedro Sánchez y Susana Díaz, entre Albert Rivera y Arrimadas? ¿Alguien recuerda que miembros de cualquier partido debatan públicamente como hemos hecho Íñigo, Carolina, Luis, Pablo o yo mismo en la Tuerka semana tras semana? Siempre supimos que la suerte de Podemos pasaba por empoderar a nuestro pueblo. Y eso se hace con ideas. Y las ideas se alimentan del debate. Y el debate lo hemos peleado en las calles. Hace cuatro años del 15M.

jueves, 14 de mayo de 2015

Construir a pesar del Sistema

    
 Juan Rivera
Colectivo Prometeo y FCSM

  El Sistema no nos quiere Ciudadanos, nos quiere siervos sumisos y estabulados a los que sacar a votar cada "x" tiempo para darle la pátina de legitimidad democrática que necesita en Europa. Aunque si algún día sufre una impugnación general que ponga en riesgo su dominio y sus privilegios, no dudará en saltarse los formalismos legales y recurrir al miedo y al control para mantener la hegemonía que disfruta. Lo ha hecho siempre y mirando otras zonas de la Tierra vemos que en ellas no se molesta en disimular.
     Si la idea fuese falsa, si no estuviese presente en los genes de su comportamiento político evitar que la mayoría social se arme de razones, no tendría sentido las trabas que ponen. Fijémonos en algunas señas de esta identidad manipuladora que van a estar muy presentes en las próximas elecciones municipales:
      Siendo con diferencia las más cercanas al elector, el sistema del bipartidismo imperfecto que nos controla establece unas reglas de juego que priman las estructuras cerradas de partido (basta con que cuatro amigotes se reúnan y presenten en el registro unos estatutos) mientras ponen todos los obstáculos a iniciativas ciudadanas horizontales que surjan desde la base. Un ejemplo: a quien concurre como "agrupación de electores" se le exige requisitos leoninos para poder participar. En Córdoba 5.000 firmas visadas oficialmente y acompañadas por fotocopia de DNI, en Jaén 1.500... Además, de propina, a las organizaciones --como Podemos e IU-- que optan por ir en muchos municipios en alianzas o dentro de coaliciones, se les "premia" dejándolas fuera de los espacios de propaganda electoral en las televisiones públicas.

martes, 12 de mayo de 2015

Otras visiones, otras lecturas: Los años negros


Héctor Illueca
Doctor en Derecho e Inspector de Trabajo y Seguridad Social
Mesa Estatal FCSM
Rosana Montalbán
Candidata de Esquerra Unida a las Cortes Valencianas


     El período que transcurre entre 1823 y 1833 es recordado por la represión que ejerció Fernando VII, sin duda, una de las más feroces de la historia de nuestro país. Lo que no es poca cosa, por cierto. Apoyado por el clero y la nobleza, y gracias a la intervención de los Cien Mil Hijos de San Luis, el Rey Felón abolió el Estado de Derecho y restauró el absolutismo, desatando una oleada represiva que llegó a escandalizar al mismísimo rey de Francia. La oposición liberal fue sometida a una persecución implacable, llegando a castigarse con pena de muerte el simple hecho de gritar públicamente “¡Viva la Constitución!”. El clero recuperó su influencia, los mayorazgos fueron restaurados y se cerraron las universidades, provocando el exilio de importantes personalidades de la ciencia y la cultura. De fondo, una economía lastrada por el atraso industrial del país, el endeudamiento de la hacienda pública y la pérdida de las colonias americanas, que, a excepción de Cuba y Puerto Rico, hicieron realidad el sueño de su independencia. Galdós dedicó algunas de sus mejores páginas a recrear el clima de terror reinante en aquellos años negros.
    La historia nunca se repite, pero a veces se parece mucho. La “Década Ominosa”, como se conoce a la segunda restauración fernandina, constituye un buen punto de partida para comprender y analizar la involución democrática que está experimentando nuestro país desde que estalló la crisis económica. En efecto, la agenda neoliberal impuesta por la Unión Europea, centrada en la devaluación salarial y el desmantelamiento del Estado de bienestar, está acompañada por un creciente autoritarismo político y moral que evoca inmediatamente las tropelías perpetradas bajo el reinado de Fernando VII. Más concretamente, la reforma del Código Penal y la mal llamada Ley de Seguridad Ciudadana son el correlato necesario del repliegue del Estado en materia económica y social inducido por las políticas de austeridad. Paralelamente, la reforma de la ley del aborto impulsada por el Partido Popular, incluso en su versión moderada actualmente en tramitación, trasluce una moralidad neoconservadora que funciona como aglutinante contra los efectos deletéreos de la desregulación social y laboral. Veamos todo esto con más detalle.

Córdoba:Centro Social Rey Heredia


domingo, 10 de mayo de 2015

Manifiesto Salir del Euro: ¡Suscríbelo!

LA CRISIS SIGUE , LOS DESTROZOS SE AGRAVAN , EL SUFRIMIENTO SE ACUMULA
    Hace dos años, cuando pasábamos por los momentos más crudos de la crisis económica, varios miles de personas, de muy diversa significación, firmaron un documento cuyo título, “Por la recuperación de la soberanía económica, monetaria y ciudadana”, y su consigna, “Salir del euro”, eran concluyentes respecto a la solución que nuestro pueblo necesita.
    Ahora es necesario dirigirse de nuevo a la sociedad española y a sus fuerzas políticas y sociales para insistir y ratificar la necesidad imperiosa de revisar los vínculos de nuestro país con la Unión Europea y los tratados que la conforman. Queremos impulsar iniciativas de debate y acción que lo faciliten.

Entrevista a nuestro compañero Manolo Cañada

Nuestro queridísimo amigo y compañero de la Mesa Estatal del Frente Cívico Manolo Cañada es entrevistado en eldiario.es. Os dejamos el enlace.Merece la pena

Ganemos Córdoba: Acto Martes 12 de Mayo


sábado, 9 de mayo de 2015

Córdoba: Huelga en el Ayuntamiento


     Córdoba Pública apoya la Huelga en el ayuntamiento del próximo miércoles día 13 de mayo y la manifestación que la acompañará y hace un llamamiento a la ciudadanía para que se sume en defensa de lo que es de todos y todas, en defensa de los servicios públicos.
     El cierre de servicios como la Escuela Infantil; la liquidación de puestos de trabajo por amortización de las jubilaciones (170 en el ayuntamiento, 100 en SADECO, etc.); el ataque a los trabajadores municipales vía ERE en el IMDEEC y el IMDECO; la paralización de las Bolsas de Trabajo; la pésima gestión de servicios como AUCORSA, con 8 autobuses de segunda mano que se incendian en los últimos meses; el desmantelamiento de otros servicios como el de Cooperación; el abandono de instalaciones municipales cerradas y listas para su apertura que han sido vandalizadas por ese abandono (Centro Cívico en antigua cárcel de Fátima, antiguo cine Séneca, Centro de Educación Medioambiental junto al Zoo, Museo de la Moto en el Arcángel...); la privatización de servicios de la Residencia de Mayores Guadalquivir, la grua, los jardines, el alumbrado público, etc., etc., en perjuico de la mayoría (salen más caros en manos privadas que en públicas) y en beneficio de unos pocos, grandes empresarios ajenos a la ciudad, como Florentino Pérez, son algunos motivos - la lista completa sería infinita - son motivos más que suficientes para apoyar la huelga.

Por favor, difundid entre vuestros contactos y sumaros a la manifestación.
Un cordial saludo
--

Córdoba Pública

Humor ajeno: Está pasando en Córdoba y por desgracia no es un chiste.

 
 El actual alcalde pepero de Córdoba, José Antonio Nieto, afortunadamente con contrato ciudadano  sólo  hasta el 24 de mayo, siempre  prefiere cuando se trata de la Iglesia "vivir de rodillas"¡Cuestión de gustos!

FCSM Valencia: Mitos y realidades de la Energía


FCSM Valencia:El teatro, un arma política




 
 
El Teatro, un arma política:El Frente Cívico-Valencia recupera el valor de las representaciones teatrales en la II República



      Todo el teatro es político. Transmite una ideología y unos valores. Fue político el teatro religioso, los dramas morales de Calderón o la comedia neoclásica de Moratín. Pero en un sentido más estricto, fue a mediados del siglo XIX cuando empezó a observarse la cultura y el arte desde una perspectiva diferente. Y ello no sucede sólo en el teatro y la literatura. Pintores como Courbet reflejan la realidad cotidiana de las clases populares al tiempo que participan en la Comuna de París. La idea es, mediante el arte, trasladar el conflicto social a la gente común. La cultura y el arte, entiende esta nueva concepción, sirven para la denuncia y la educación de las clases populares (también el teatro es un espacio de formación).

En el estado español surge la idea de teatro político en los años 60 del siglo XIX, que se prolonga durante la I República y se enriquece durante el periodo de la Restauración, pero es con los gobiernos de la II República (a partir de 1931) cuando el teatro político contará con un decidido apoyo institucional. Durante la guerra de 1936, se desarrollará un teatro de combate contra el fascismo. En estos grandes trazos puede incluirse el teatro obrero impulsado por el anarquismo, el socialismo o la utilización que hace de las representaciones el movimiento republicano (durante la I República). “El teatro político nace muchas veces al margen de los grandes actores y escuelas, y aparece con el estigma de que no es un arte puro; tuvo que aguantar siempre esa mala fama de panfletario”, ha explicado el catedrático de Historia del Teatro Español, Josep Lluis Sirera, en un acto organizado por el Frente Cívico-Valencia.

miércoles, 6 de mayo de 2015

Artículo de Julio: El nudo gordiano

                                  Berthélemy: Alejandro Magno cortando el nudo gordiano
Cortar el nudo gordiano

Julio Anguita
Colectivo Prometeo / FCSM

     La expresión cortar el nudo gordiano deviene de una leyenda en la que Alejandro Magno (356 – 323 a. C) al arribar a Frigia (actual Anatolia en Turquía), tuvo que someterse a la prueba de deshacer un nudo de complejísima trabazón como condición indispensable para conquistar dicho territorio. Ante la imposibilidad de conseguirlo, el macedonio optó por cortarlo con un fuerte tajo de su espada. Por ello se suele utilizar lo de cortar el nudo gordiano cuando la resolución de un problema es tan sumamente difícil por medios habituales que se impone una solución creativa y fuera de lo habitual. Los nudos gordianos en política suelen presentarse en épocas de crisis profundas en las que los métodos habituales y homologados son totalmente inútiles en orden a una solución presidida por la justicia y la democracia integral.

     La actual coyuntura económica, social, política y de valores es de una complejidad tal que el Poder ejerce con toda tranquilidad e impunidad. La esperanza de que se produjese una ruptura o al menos una brecha en el bipartito no ha tenido, por ahora y con los resultados andaluces a la vista, la confirmación deseada. Pero esa previsión o condición sobre la que el Frente Cívico hacía y hace pivotar su trabajo tiene como segunda condición sine qua non la configuración de una unidad programática, política, de discurso y valores plenamente instalada en la construcción de la Alternativa: al Gobierno, al modelo de Estado y al de Sociedad. Es decir, un contrapoder de creciente consolidación con independencia del nombre que quiera dársele.

Desde esta óptica debemos asumir que el panorama es más bien desalentador. La punta de lanza contra el bipartito que parecía representar Podemos (a pesar de su debilidad estructural y ambigüedad programática) no parece ahora como probable, aunque, desde luego, tendrá un gran peso institucional. El que el bipartito se viese obligado a pactar para seguir conservando la representatividad del Poder era, además del deseo de Felipe González, la evidencia que necesitaba una parte de la población todavía abducida por el engaño de la dicotomía derecha – izquierda representada por el bipartito. Y frente a ello el contrapoder (con Podemos o sin Podemos) asentaba su capacidad de Alternativa.

martes, 5 de mayo de 2015

Acampada Dignidad: Manifiesto de apoyo al Centro Social Rey Heredia


Ganemos Córdoba: Charla informativa con Julio Anguita

Acto en el IES Góngora con Julio Anguita para hablar de participación ciudadana en el Gobierno municipal, acompañado por los número 1 ( Rafa Blázquez) y 2 ( Vicky López)de nuestra agrupación de electores

Otras visiones, otras lecturas: Podemos y la táctica de los generales rusos


MANOLO MONEREO | Publicado:
Gramsci_Podemos
‘Omaggio a Gramsci’ (2011), de Gabriele Cancedda. / lavoroculturale.org
No hay política sin conspiración.
La política no se explica solo por la
conspiración
(Lenin en versión libre)
    El país estaba cambiando mucho y rápidamente. La clase política a lo suyo, mantenerse y reproducirse. Algunos lo vieron, otros lo intentaron convertir en política sin demasiado éxito. Un grupo de jóvenes audaces y con mucho valor, con experiencia política de alto nivel, llegaron a la conclusión de que era el momento para lanzarse a la arena política y jugársela. En política no basta conocer, no basta formular, hay que decidirse. Ellos decidieron y así surgió Podemos.
Se ha dicho muchas veces: fue un terremoto que desencadenó un tsunami. El campo de la política cambió y de una u otra forma, todas las fuerzas políticas se vieron afectadas y tuvieron que cambiar sus respectivas agendas. Parafraseando una vieja metáfora militar a la que tanto nos acostumbró Antonio Gramsci (recientemente la ha usado Pablo Iglesias), la dirección de Podemos se lanzó a una guerra de maniobra que rápidamente se convirtió en una guerra relámpago. Hubo quien vio ya a Moscú en el horizonte. Pasada la sorpresa, el poder, los poderes, reaccionaron al modo de los generales rusos, dejar que Podemos avanzase resistiendo ordenadamente para oponerles finalmente un fuerte muro defensivo y pasar resueltamente al contraataque. La contraofensiva hace tiempo que comenzó, ahora estamos viendo sus consecuencias.
    El ‘tratamiento’ político dado a Podemos explica muy bien qué tipo de poder existe en nuestras sociedades y el modo en que este se organiza y actúa. Rápidamente, pasada la sorpresa inicial, las cloacas del Estado empezaron a funcionar a tope. Se habla mucho de la influencia latinoamericana en Podemos. La paradoja es que la ofensiva contra el partido de Pablo Iglesias se hizo al modo latinoamericano: la ferocidad, la doblez sin límites y la mentira conscientemente creada por los medios, es decir, las mismas tácticas que se usaron contra Chávez, contra Evo, contra Correa, contra Humala, contra Lula. La ‘trama’ funcionaba en su plenitud: servicios secretos, fundaciones, periodistas “bien informados” y todo un aparato de comunicación que, poco a poco, fue ahogando a los actores más independientes. Como ejemplo, analicemos medio a medio, periódico a periódico, cadena de televisión a cadena de televisión, para ver las “manos visibles” de poder financiero y político al asalto de unos medios en la ruina y adictos a ‘ayudas’ de todo tipo.
Cuando se habla de crisis del régimen se suele asociar a una especie de parálisis, de hundimiento, de pasividad. No es así. Crisis significa lucha, conflicto. En el centro, el poder. Unos para mantenerlo aunque sea reformándose, otros para derribarlo o transformarlo. Es una lucha entre sujetos sociales y políticos, entre percepciones construidas socialmente y movilizaciones en la calle. Los horizontes de sentido de las personas se modifican rápidamente y se abren ventanas de oportunidad. Esto es lo que significa la crisis, pero hay, esto nunca se debe olvidar, una enorme desigualdad de poder y este es, sobre todo, el poder del Estado, es decir, condensación de la fuerza y unidad de decisión.
    La estrategia anti-Podemos no ha sido solo el insulto, la fabricación mediática de casos o la mentira soez. Han habido otras tácticas más sutiles, más de fondo, realizadas, principalmente, del lado del área del PSOE. Me refiero a eso que podríamos llamar la respetabilidad como fundamento del hacer política aquí y ahora. Fue una de las herencias más negativas de la Transición, lo que se llamó la cultura del consenso. Se pretendió, y se consiguió durante años, excluir el conflicto del discurso oficializado; cualquier divergencia de fondo era rechazada y situada en los márgenes oscuros de lo antisistémico. La IU de Julio Anguita fue el ejemplo más evidente de lo que se acaba de decir

lunes, 4 de mayo de 2015

Otras visiones,otras lecturas:Guerra de trincheras y estrategia electoral




Otras visiones, otras lecturas:¿Qué es la Unidad Popular?





Manuel Monereo
Fuente: Cuarto Poder

Para Salvador Allende, engarce imprescindible
entre nuestro pasado y nuestro porvenir.
     Estas elecciones municipales y autonómicas están siendo muy duras para el sujeto popular: divisiones, prepotencias, sectarismos de todo tipo…, pero es solo una parte de la verdad. En otros muchos lugares, la unidad popular avanza y se consolida; centenares de candidaturas, empezando por Madrid y Barcelona, se han ido gestando con paciencia, con inteligencia, con sufrimiento. Cuando los ‘partidos-institución’ no responden a las demandas del ‘partido orgánico’ (las fuerzas que están por el cambio y la transformación), los ajustes se hacen difíciles y los muros parecen obstáculos infranqueables. Aun así, se saltan y se están saltando, y a veces se rompen y se están rompiendo.
     Mujeres y hombres, activistas, cuadros sociales y políticos han hecho posible desde abajo lo que por arriba no parece posible todavía: unir a las diversas izquierdas, organizar amplios frentes democrático-populares, y hacerlo al calor de los movimientos sociales. El objetivo es claro: construir la alternativa al bipartidismo y gobernar para transformar. No es poco, es apenas el inicio y queda mucho, mucho camino por delante. La experiencia va a ser muy importante y dará fuerza, confianza y estímulo a los que han luchado, con paciencia y coraje, por la unidad popular.
    Pero, ¿qué es la unidad popular? Intentaremos delimitarla, siempre provisionalmente, por aproximaciones sucesivas. Una primera definición podría ser la siguiente: un conjunto de políticas dirigidas, encaminadas, a la construcción de una sociedad de mujeres y hombres libres e iguales, liberados de la explotación, del dominio y la discriminación; una res pública. Se trata de una definición, quizá demasiado abstracta, que expresa objetivos políticos que actúan como principios, como ideas reguladoras, que sirven para criticar el presente y prefigurar las líneas maestras del futuro a construir colectivamente.

sábado, 2 de mayo de 2015

De Frentes Judaicos, Ganemos, En Común, Podemos, IU... y otras líneas divisorias



Juan Rivera
Colectivo Prometeo/ FCSM

     Rememoro la estrategia global (¿suicida?) seguida en el último año por la Izquierda variopinta mientras escucho el “Ojalá” de Silvio Rodríguez. No puedo evitar trastocar la canción y desear profundamente que” ojalá pase algo que nos borre de pronto, una luz cegadora, un disparo de cordura..” que nos sitúe en un nuevo comienzo, libre de apriorismos.
     Se me hace imprescindible respirar hondo, buscar un punto donde contemplar desde la distancia el panorama político que nos sumerge. Para abrir boca invitaría a la lectura reflexiva de dos artículos recientes, uno de Juan Carlos Monedero (Para mi amigo Pablo ), otro de Alberto Garzón (José Díaz y la Unidad Popular ).
     Después propondría una idea para el debate: nuestras frontera mentales, las de quienes llenamos la boca al reclamarnos de Izquierdas, son como las que aparecen en los mapas de África y Estados Unidos,líneas rectas puestas como divisorias “porque sí”.
     Sin accidentes geográficos( más allá de los prejuicios castradores) que las justifiquen.
    De hecho cuando bajamos a lo concreto, cuando combatimos en el tajo lo que nos repele,advertimos el artificio de la disputa. No existen barreras en los espacios de lucha que habitamos. En ellos convivimos sin forzar renuncias. En ellos somos los mismos humillados y ofendidos aunque hayamos borrado en el camino de nuestro ombligo el rótulo que – desde la aparición del movimiento obrero organizado- reflejaba en el frontispicio “ Explotad@s de todos los países, ¡uníos!”.Elemento identitario básico.

Otras visiones, otras lecturas: José Díaz y la Unidad Popular

Nuestro amigo Alberto Garzón hace un atinado artículo-que suscribimos plenamente- en eldiario.es aprovechando una reflexión sobre la figura de José Díaz.